ūüďú‚úŹMe gusta escribir.ūüďĖūüĖč

TE   ATREVES   A   LEERME  .           ( M.L.C )

ūüďú‚úŹMe gusta escribir.ūüďĖūüĖč

TE   ATREVES   A   LEERME  .           ( M.L.C )

Si no encuentras lo que estabas leyendo.En la parte superior izquierda hay un men√ļ,ah√≠ encontrar√°s todos los escritos.Espero que te gusten y me dejes comentario , para ir aprendiendo.

GRACIAS POR VUESTRO TIEMPO.

En nuestra vida sexual deberiamos poner un poquito de Moulin Rouge

Noviembre 2019

¬ŅQu√© te apetece m√°s, el amor o el sexo?

A√Īos ¬†atr√°s, la gente quer√≠a amor ¬†alguien a tu lado ¬†que te diera compa√Ī√≠a , tranquilidad , y el sexo era secundario . No se le daba tanta importancia , o simplemente era tab√ļ no se hablaba , estaba¬† mal visto hablar de intimidades, tanto dentro como fuera de tu circulo ¬†de amistades ¬†o familiares ¬†.

Para mi  , gracias a dios eso a cambiado, hoy en dia puedes encontrarte a dos  personas hablando de sexo de forma elegante   y tranquila e incluso aprender cosas que ni  sabias.Todo esto hablado con elegancia , sin pasar por lo ordinario  ni malos entendidos.Que un chico hablara  de sexo , era casi normal  se entendia que el chico tenia que saber de ese tema , y era muy de apreciar esa sabiduria , pero que una mujer hablara abiertamente de ese tema daba lugar a malos entendidos. Ya por fin en la cama no se le deja toda la responsabilidad al hombre, que esta muy bien dejarse llevar de vez en cuando, pero por fin las mujeres saben lo que quieren  y saben  como pedirlo en la cama.

 

Una dulce mirada, para una vida golosa.

sonrie, y contagia tu alegria

CLAUDIA‚̧ԳŹ‚̧ԳŹ‚̧ԳŹ

Anais,desde los trece a√Īos nunca, hab√≠a estado sola, siempre con pareja y casi siempre eran del mismo grupo de amigos.Anais se sent√≠a sola, ten√≠a un vac√≠o que no sab√≠a como llenar¬† notaba que le faltaba algo, pero no sab√≠a que.Su √ļltimo novio un chico que la quer√≠a mucho y se desviv√≠a por hacerla feliz, lo paso muy mal cuando Anais le dijo de romper la relaci√≥n ¬†y al igual que sus otras parejas, era ella quien las dejaba. No hab√≠a raz√≥n aparente para romper la relaci√≥n, pero Anais pasado un tiempo, no le llenaban, se sent√≠a como forzada a una relaci√≥n que no le aportaba nada incluso aveces le entraba la duda si le gustaba algo o era simple costumbre. Sentada frente a su ordenador, tras finalizar su √ļltimo informe, a altas horas de la noche, antes de coger sus merecidas¬† vacaciones.Se puso a navegar un poco sin ganas, empez√≥ a barajar¬† la posibilidad de a donde podr√≠a irse de viaje.No sab√≠a,¬† si playa o monta√Īa, pero lo¬† que si quer√≠a era un sitio donde no hubiese mucha gente.Quer√≠a unas vacaciones para ella, por primera vez en su vida se¬† ir√≠a ella sola, y a un sitio desconocido.Brasil....Argentina... M√©xico ...demasiado turismo...el sue√Īo le estaba venciendo y no tardo en quedarse dormida sobre el teclado del ordenador. Metida en un sue√Īo profundo,se ve√≠a¬† ya sentada leyendo un libro que hac√≠a mucho que deseaba leer.Anais Nin era su escritora favorita y¬† tambi√©n la favorita de su madre¬† por la cual le hab√≠a puesto¬† el nombre de ANAIS.Tras un buen rato¬† un ruido la despert√≥¬† de golpe, y al levantar la cabeza, medio dormida¬† se dio cuenta de que los ruidos¬† ven√≠an del ordenador. Se hab√≠a activado un video de esos de publicidad de SAN Crist√≥bal y nieves¬† ¬†unas islas de lo m√°s apetecibles.Le pareci√≥ algo diferente, y¬† la curiosidad¬† hizo¬† ver ese sitio como posibilidad de ir de vacaciones.Aunque sitio m√°s turismo que el caribe, no iba a encontrar,pero esas islas la estaban convenciendo.Aunque perteneciese al caribe no era muy conocidas.Anais se pas√≥ un buen rato investigando, viendo comentarios y precios para poder organizarse.Esa misma semana organiz√≥¬† todo para que el primer vuelo al caribe que hubiese, embarcarse a esa nueva aventura de ser ella misma.En su maleta solo coloco biquinis, sandalias, pareos y mucha ilusi√≥n, y un pu√Īado de nervios.¬† Ya en el avi√≥n¬† empez√≥ a relajarse, una mujer mayor se sent√≥ a su lado y entre conversaci√≥n y conversaci√≥n el trayecto se le hizo m√°s ¬†corto.Claudia la¬† mujer mayor,¬† nunca hab√≠a viajado en avi√≥n, iba al Caribe a esparcir la mitad de las¬† cenizas de su marido¬† en¬† el jard√≠n de su √ļnica hija¬† para que estuviese m√°s ¬†cerca de su pap√° a petici√≥n de la hija.Su marido se hab√≠a quedado con las ganas de visitarla, y Claudia quer√≠a cumplir su √ļltimo ¬†deseo. Anais quedo asombrada de lo tranquila e incluso a ratos bromeaba con la muerte de su marido, as√≠ que sin pensarlo le pregunt√≥ ¬†a esa buena mujer, como pod√≠a estar tan tranquila ante tal perdida. ¬ŅLa¬† mujer con una leve sonrisa, le dijo.- Mira cari√Īo la vida es muy corta para pasarla llorando, he llorado por el amor de mi vida, pero no consegu√≠ que resucitase, as√≠ que dejemos que los muertos est√©n muertos y disfrutemos de los vivos, que aunque es verdad que hay gente con ganas de fastidiarte el d√≠a¬† hay gente que con una sola sonrisa¬† iluminan tu alma, no crees?.

Asentí con una sonrisa. 

- Y bueno, cuál es tu historia?pregunto la mujer sin dejarme responder a su primera  pregunta.

- Yo no tengo historia, solo vengo de vacaciones. Y mientras dec√≠a esas palabras An√°is se recostaba c√≥modamente¬† en el asiento, mirando por la ventanilla del avi√≥n, viendo como poco a poco se alejaban de valles y monta√Īas bajo sin pies.

- Sabes preciosa, dijo la mujer, todos tenemos una historia, y no me equivoc√≥ ¬†al pensar que vienes¬† a estas preciosas islas en busca de t√ļ, (YO)m√°s ¬†profundo.Todos buscamos ¬†algo que llene ese vac√≠o que se siente cuando nos sentimos solas .Anais la miro con asombro.Por que hab√≠a dicho eso esa mujer ,tanto se le notaba y pens√°ndolo y con¬† una dulce sonrisa, casi sin darse cuenta dio una cabezada que solo se despert√≥, por un movimiento brusco de avi√≥n.Al abrir los ojos Anais se dio cuenta de que la se√Īora Claudia no estaba, y su primer pensamiento fue que habr√≠a ido al ba√Īo, pero al bajarla vista vio una nota que dec√≠a:

¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†Mi querida ni√Īa, espero que eso que vas a buscar lo encuentres pronto y recuerda que la felicidad est√° dentro de nosotros no al lado de nadie.NO dejes que nadie, te quite esa sonrisa. ¬† ¬† ¬† ¬†¬† Claudia y sus cenizas.

Anais, llam√≥ asustada a la azafata,: perdone se√Īorita.¬Ņcu√°ndo hemos hecho una escala?

- Pronto llegaremos, no se asuste, pero no hemos hecho ninguna escala.Respondió la amable azafata.

-¬°Como que no, la se√Īora que estaba aqu√≠ ,√≥sea Claudia no esta!, estaba aqu√≠ conmigo miren por favor, me ha dejado esta nota,

- NO, se ponga nerviosa, se√Īora nadie se ha sentado a su lado en todo el trayecto, pero si se queda conforme ir√© a ver la lista de pasajeros.¬†

-Siii...por favor vaya ,porque Claudia estaba aqu√≠. Al cabo de un rato la azafata volvi√≥ con la lista.Mire se√Īora como le dec√≠a no se ha montado nadie a su lado desde que embarcamos ,y adem√°s no hay ninguna Claudia entre los pasajeros.¬ŅEst√° bien, le traigo una tila o algo?

-No gracias,estoy bien.Anais no daba cr√©dito ,como que no hab√≠a nadie si ten√≠a hasta la nota en la mano ,Anais intento contarle toda la historia a la azafata, pero no parec√≠a creerla, y viendo que los pasajeros empezaban a mirarla y a susurrar,por lo bajo,penso dar por zanjada la conversaci√≥n.y decirle a la azafata, que lo sent√≠a¬† mucho,¬°quiz√°s lo he so√Īado!.Siento las molestias.Y la azafata se fue convencida, pero Anais sab√≠a que no hab√≠a sido un sue√Īo.

 

No se si sueño ..o estoy volando

‚̧ԳŹ ALAN WILSON¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬†¬†‚̧ԳŹ¬† ¬† ¬† ¬†¬† ¬† ¬†

Anais deseaba llegar al hotel y olvidarse del asunto de Claudia.Cuando se bajó del avión sabía que el personal del hotel ,vendría a buscarla y como en las películas ,aparecería un chófer con un cartel  con su nombre y apellido.Pero allí no había nadie ,ni chófer ni nadie ,que pareciese esperar a alguien,todos tenían a quien esperar, todos menos la loca que se había quedado dormida en el avión y casi la lía.Entre otros comentarios ese era él más   se escuchaba  y todos a su alrededor la miraban a escondidas  y cuchicheaban mirándola de reojo .Anáis no sabía si coger el vuelo de regreso, o esperar que esto se calmara.Lo primero que hizo ,fue ir al bar y  pedir un buen café ,mientras intentaba ponerle algo de lógica a todo esto.

-Lo siento se√Īorita , pero ¬†aqu√≠ no vendemos caf√©,contesto la camarera ¬†. ¬†

-Anda ya!!. Estas de broma!- le grito Anais.

-No , se√Īorita , esto es solo un ¬†splas, ¬†solo refrescos y helados.

-Y muy a su pesar , la camarera tenía razón  , no muy lejos  de donde ella se encontraba , había un gran cartel donde decía: SOLO  REFRESCOS Y HELADOS.

-Un refresco por favor ,ya me da igual el sabor-.pidió Anais con resignación.

Y mientras la camarera preparaba el refresco con alguna fruta natural, pero desconocida  para Anais, ella  aprovechó  para  llamar al hotel y pedir explicaciones.

-Buenos días,mi nombre  es Anais Walt, estoy en el aeropuerto ,y se suponía que el chófer del hotel vendría a por mí ,pero aquí no hay nadie.

-Lo siento much√≠simo, se√Īorita Walt ,nos hab√≠an comunicado su llegada para dentro de dos horas ,sentimos mucho el malentendido, pero estamos cerca¬† del aeropuerto y en 10 minutos ir√°n a recogerla.

-OK, pero que sé de prisa por favor,estoy cansada del viaje.

-No se preocupe¬† se√Īorita nuestro chofer Alan Wilson ,est√° llegando.

Y justo  al terminar la conversación la camarera le puso el refresco .Una especie de zumo natural con hielo triturado y un color anaranjado ,  que no parecía muy apetecible ,y con trozos de alguna clase de fruta  que a primera vista parecían unas fresas , pero de color blanco . Pero después, del día  que llevaba le apetecía algo bueno y el refresco tenía pinta de estarlo.La verdad estaba muy  bueno, a pesar de ese color tan raro, pero que con  burbujas que lo hacían refrescante .

¬Ņ-Hola, guapa ¬†te llevo a alg√ļn lado? Pregunto un muchacho jovencito ,desali√Īado,y con pinta de no haberse duchado en d√≠as , a juzgar por su pelo.¬†

Mire¬† perdone, llevo un d√≠a de mierda,y de verdad no tengo ganas de aguantar a nadie¬† ¬†!que crees, que porque ¬†venga sola ,vengo¬† en plan ¬†ligarme a cualquier t√≠o, por favor d√©jeme¬† en paz ,y se gir√≥ volviendo a ¬†darle otro sorbo , a lo √ļnico bueno que le hab√≠a pasado en todo el d√≠a. La camarera , y dem√°s clientes se quedaron at√≥nitos, seguramente nunca hab√≠an ¬† visto ¬†a una mujer ¬†con car√°cter, pens√≥ Anais.

-Ehhh.....esto ... Siento molestarla soy Alan ,-dijo el muchacho titubeando.

-Anais sin girarse, ¬†abri√≥ los ojos de par en par, se llev√≥ la mano t√≠midamente¬† el rizo de su pelo colocarse el pelo detr√°s de la oreja¬† y ¬†con toda la verg√ľenza reflejada¬† en su cara le dijo.

-Dime por favor que no eres Alan Wilson, el chofer del hotel,,,????pregunto mientras agachaba la cabeza,y apretaba los dientes.-------------------------------------------------------------------------------

¬†‚̧ԳŹ La cena ‚̧ԳŹ ‚̧ԳŹ

-Pues s√≠, se√Īorita,soy Alan Wilson y no, no soy el ch√≥fer del hotel. Solo ayudo a ¬†Samila ¬†que es amiga m√≠a y recepcionista del Hotel Gran Cuorie Caribe√Īo .Cuando tiene mucha gente que recoger¬† en el¬† aeropuerto,me llama y me gano un dinerillo. -con su permiso se√Īorita. Alan cogi√≥ las maletas de Anais y mientras las guardaba en el maletero ,Anais se sent√≥ atr√°s.

Puede usted sentarse delante si lo prefiere, se√Īorita.- ¬°No! , gracias estoy bien aqu√≠. Contesto ella seca y tajante.En el transcurso de trayecto Alan intento sacar conversaci√≥n, pero Anais despu√©s de su metedura de pata,no pod√≠a articular palabra .Ya en la puerta del hotel Anais se disculp√≥, por la mala contestaci√≥n que le hab√≠a dado.

- No se preocupe flaca,estoy acostumbrado,haí de dejo sus maletas ,el botones del hotel se las subirá a la habitación,que tenga usted una buena estancia ,chao.

Cuando entraron al hotel Anais se qued√≥ parada en medio del recibidor encantada con la belleza del hotel.Hab√≠a un precioso ¬†recibidor ¬†con colores pastel ,las plantas¬† sal√≠an de unos grandes ventanales que parec√≠a que naciesen entre ventanas y colgaban hasta el recibidor, y ¬†Samila al frente .La chica no tardo en acercarse ¬†y pedir mil disculpas por lo ocurrido , pero An√°is estaba tan anonadada con el lugar , que ¬†le quito importancia.Toda la decoraci√≥n ¬† hac√≠a ver que ¬†todo est√° meticulosamente ¬†colocado con cari√Īo y ¬†al detalle . No era el t√≠pico hotel con grandes l√°mparas colgadas de inmensos techos , ni los trabajadores llevaban eso uniformes serios abrochados hasta arriba, que parece que la sonrisa no est√° incluida en el contrato.Todo era diferente,el trato a los clientes era exquisito ¬†y familiar , sin perder en ning√ļn momento la profesionalidad. ¬†Una vez arriba en la tercera planta¬† la habitaci√≥n ¬†era ¬†bell√≠sima ¬†,decorada con motivos muy t√≠picos del lugar , plantas naturales que le daban vida a la habitaci√≥n al igual que en la recepci√≥n ,y todo un conjunto colores marrones tierra,verdes vivos, que simulaban ramas de alg√ļn¬† √°rbol que recorr√≠a toda la habitaci√≥n ,y un azul cielo ,que bien parec√≠a estar en uno¬† de esos d√≠as de verano , sin una nube en el cielo.Todo en perfecta armon√≠a.Anais le apetec√≠a un ba√Īo,uno de esos de dejar que el agua fr√≠a refrescara todo su cuerpo y descansar un rato antes de cenar. ¬†¬†

Despu√©s de descansar un poco , ¬†tumbada en la cama ,sin pegar un ojo y pensando en lo ocurrido en el avi√≥n, y ¬†la mala contestaci√≥n ¬†al pobre ch√≥fer, vaya entrada de vacaciones pens√≥ An√°is. Se¬† levant√≥ de la cama¬† decidida a disfrutar de sus vacaciones , a descubrir nuevos lugares, y a conocer gente ¬†nueva . Se fue a su maleta ¬†se puso un vestido ¬†muy playero,y sus sandalias ,se recogi√≥ su pelo y bajo al restaurante a cenar.El restaurante ,no muy grande con 10 o quiz√°s 15 mesas , tambi√©n segu√≠a la tem√°tica caribe√Īa del hotel ,grandes palmeras¬† pintadas en sus paredes , que se¬† confund√≠an con alguna planta enorme que decoraban las cuatro esquinas¬† de aquella habitaci√≥n. Sus grandes ventanales dejaban entrar una brisa que inundaban el comedor con olor a mar y mezcla de jazm√≠n y rosas,del jard√≠n que¬† ten√≠an a la espalda del hotel.Parec√≠a estar en una terracita al aire libre.La cena tampoco eran platos muy elaborados ,pero con productos¬† frescos y t√≠picos, hechos ¬†con mucho mimo.Al terminar la cena Anais se dio un paseo por los jardines , le apetec√≠a estirar un poco las piernas, ¬†despu√©s de tantos vaivenes . Ya¬† parec√≠a estar relaj√°ndose, ¬†la brisa, los jardines , el no conocer a nadie estaban ejerciendo en ella , esa sensaci√≥n de¬† relajaci√≥n acompa√Īada de esos¬† nervios a lo desconocido , pero ansiosa de vivir nuevas experiencias.El olor a mar cada vez m√°s cercano, hizo que Anais , terminase en una peque√Īa cala levemente iluminada ,con esos peque√Īos focos que se cargan con panel solar. Se descalz√≥ ¬†, dio unos pasos por esa arena fina, que m√°s parec√≠a una playa artificial que una de verdad, pues aun buscando no se ve√≠a ninguna concha o piedra,mezclada entre la arena.Moj√°ndose los pies y , viendo que el agua era cristalina ,la temperatura muy agradable, y no hab√≠a nadie , no lo dudo un segundo ¬†, se quit√≥ la ropa y se meti√≥,despacio con calma y sintiendo la temperatura del agua como iba erizando cada parte de su cuerpo .Se sent√≠a liberada , esa playa , la noche ¬†y la luna , eran los √ļnicos ¬†en aquella playa .Anais estaba encantada ,tan a gusto se sent√≠a ,que record√≥ las veces que se hab√≠a metido en la playa ¬† desnuda ¬†cuando era m√°s chiquita,y una sonrisa apareci√≥ en su boca,cerro los ojos y se dej√≥ llevar por el vaiv√©n de las olas.

-Se√Īorita ¬†Walt... Se√Īorita Walt ...necesito hablar con usted , y creo que esta sin ropa?... Dijo una voz desde alg√ļn sitio que Anais ¬†no ve√≠a.

-Anais sali√≥ corriendo,toda exaltada, se visti√≥ tan r√°pido que el sujetador ni se lo puso, lo agarro en su mano derecha intentando formar una bola y que no se le notase , se qued√≥ parada, inm√≥vil y mirando por todos lados,¬°qu√© nervios!,¬Ņqui√©n ser√°?

Al fin , por un camino vio aparecer una sombra , la primera persona que le vino a la cabeza  era Alan ...¡por favor que no sea Alan!...¡por favor que no sé Alan!.. Repetía constantemente. 

-Hola, se√Īorita Walt, se le olvidaron las llaves en el comedor y en ¬†una¬† hora cerraremos .Son las fiestas de nuestro¬† patr√≥n, San Crist√≥bal , y nos vamos todos,dijo Samila la recepcionista.¬†

-Muchas gracias Samila .(dijo Anáis agradecida y aliviada  de ser  ella y no otra persona )eres muy amable.

Y Samila  volvió a meterse  por el camino , de dónde había salido . Pero de repente retrocedió hasta donde estaba Anais que ni siquiera había cambiado de postura.

¬Ņ-Perd√≥neme ¬†si la molesto se√Īorita Walt, pero, ¬Ņle apetecer√≠a venir? ,son unas fiestas t√≠picas de aqu√≠, peque√Īas y nada tur√≠sticas, los turistas prefieren ir a las fiestas de la isla de Nieves, ande an√≠mese??

-Samila,yo....no sé . Titubeo Anais.

-Venga se√Īorita, an√≠mese ¬†seguro conoce ¬†a gente divertida, no somos muchos, pero armamos mucho ruido.Brome√≥¬† Samila.Y mi mam√° prepara el mejor Tourment, d'amour (tormento de amor) de toda la isla.

¬Ņ-Pero yo soy turista , no se molestar√°n? pregunto Samila .

-No ,se√Īorita Walt, ¬†les encantan tener ¬†gente ¬†solo que los turistas prefieren grandes eventos.¬†

-Ok, ¬Ņpero con una condici√≥n?,dijo Anais.¬†

-D√≠game se√Īorita Walt, le extra√Īo a Samila.

-¬°Que me llames ANAIS! ,dijo Anais con una sonrisa.

-Sin problema se√Īooo......An√°is.

-Eso est√° mejor.Contesto Anais con una sonrisa.

‚̧ԳŹ‚̧ԳŹ‚̧ԳŹ‚̧ԳŹ‚̧ԳŹ‚̧ԳŹ‚̧ԳŹ‚̧ԳŹ‚̧ԳŹ‚̧ԳŹ‚̧ԳŹ‚̧ԳŹ‚̧ԳŹ‚̧ԳŹ‚̧ԳŹ‚̧ԳŹ‚̧ԳŹ

 

 

 

Entre amigos ... sabe mejor

Hay caminos ,que nos llevan al paraiso.

‚̧ԳŹ LA FIESTA ‚̧ԳŹ

Despu√©s ¬†de cambiarse de ropa . Anais y Samila, se dirigieron a la fiesta, seg√ļn avanzaban ¬†se escuchaba cada vez m√°s cerca la m√ļsica. Anais, iba poniendo cada vez la cara m√°s ¬†extra√Īa, el sonido que escuchaba , era dif√≠cil de descifrar ,esa cara que se te pone cuando afinas el o√≠do intentando ¬†escuchar lo que dice la canci√≥n .Y Samila que se hab√≠a dado cuenta se adelant√≥ a advertirle....

-No intentes, ¬†escuchar ¬†lo que dice, no tenemos dinero para orquesta , a s√≠ que los propios ¬†vecinos ¬†son quien cantan, (y solt√≥ una carcajada)y mientras Samila que iba cont√°ndole lo que se encontrar√≠an¬† all√≠, llegaron al lugar. Entraron en¬† un inmenso ¬†jard√≠n , lleno de luces de colores, de adornos coloridos, las ropas de las gentes con colores muy alegres, y flores muchas flores por todos los rincones.Las¬† mesas con manjares con una pinta exquisita,y¬† gente como hab√≠a dicho Samila no hab√≠a ¬†mucha, pero todos ¬†bailaban,¬† re√≠an, aplaud√≠an ,y los ni√Īos jugaban y bailaban con adultos y otros ni√Īos .Samila, ¬†fue ¬†presentado a Anais a cada paso que se iba encontrando con alguien . Anais estaba nerviosa y asombrada de como Samila ¬†y los dem√°s la arropaban con tanto cari√Īo, como si fuera parte de la familia.En un descuido,mientras Samila hablaba con otros invitados ,Anais ¬†se acerc√≥ a una mesa larga, una especie de barra, pero al¬† llegar ¬†se ¬†qued√≥ pensando, ¬°dios no s√© que pedir ,no me suena nada!, hab√≠a muchas botellas de todos los colores, pero¬† no conoc√≠a ninguna.

-Disculpa,¬Ņeres la amiga de Samila verdad,? pregunto un muchacho .An√°is afirm√≥ con la cabeza.¬†

-Me dejas que te recomiende una bebida? ,para mí , la más refrescante de todas.

-Y el muchacho ,le susurro  algo a la camarera,que ella no alcanzo a oír.

-Hola ,me llamo Anais.Dijo con educación.

-Si, ¬†toda ¬†la isla lo sabe , se√Īalando a todos en la fiesta , todos hablan de ti .

-¬°Qu√© verg√ľenza! no ten√≠a que haber venido,dijo ella agachando la cabeza.

-No , no,¬† en serio, ¬†al contrario est√°n todos encantados , nadie quiere venir a estas fiestas tan humildes. Por cierto me llamo¬† Rafnthony, s√© que no es com√ļn ,es m√°s ,es un nombre africano. ¬°Mis padres que le encantaban los nombres raros!. Creo que significa (fuente seca),pero¬† todav√≠a ¬†no s√© bien que quiere decir,pero¬† todos me llaman Toni.Y los dos , empezaron a hablar animadamente . De repente un brazo se pos√≥ por encima del cuello de Toni y de Anais acerc√°ndolos tanto que sus labios casi se rozan. Y¬† como si un gran susto ¬†,apart√≥ ¬†su brazo del cuello de Anais ...

-¡Ostras!...la  flaca estirada ,del aeropuerto…Dijo Alan.

-Pero si es el chófer, que no sabe llegar a tiempo.Recrimino Anais.

-¬ŅVeo que os conoc√©is?, dijo Toni¬† extra√Īado por el saludo de los dos.

-Sí...más o menos, dijo Alan muy  serio.

-Anais, te presento al loco de mi hermano, √©l, es el culpable que venga aqu√≠ todas mis vacaciones, y mientras dec√≠a esas palabras le hizo un gesto de cari√Īo a Alan.

-Hola me llamo Anais. Por educaci√≥n y¬† algo m√°s calmada ,estiro su mano en gesto de saludo,como si saludara a alg√ļn comerciarte¬† que pretend√≠a venderte algo.

-¡Qué estirada la gente de la capital!… Dijo en un  tono  más alto Alan,y agarrando fuerte la mano a Anais, de un tirón la  acercó a su cara y  le dio un par de besos. No seas tan estirada mujer  que no nos comemos a nadie. Vacilo Alan.

-Perdónale  es el más loco de la familia, pero en el fondo no tiene maldad. Le disculpo Toni.

En ese momento apareció Samila:

-¬°Chica!, ¬Ņte dejo dos minutos y lo bien acompa√Īa que ¬†estas?

-Hola, Sami ,¬Ņc√≥mo est√°s?¬Ņ y tu padre? ,¬Ņqu√© tal lleva lo del hombro?, pregunt√≥ con seriedad Toni.

-Gracias, cada vez que lo visitas esta mucho mejor , no sé, como te voy a pagar por todo lo que haces por nosotros ,  contestó Samila.

Anais se quedó  asombrada , no entendía la conversación, pero  no  quiso preguntar.

Samila, agarro a Anais del brazo , ¡vamos  chica a bailar un rato!

-No...no... No‚Ķde verdad ,yo no s√© bailar mientras intentaba ¬†clavar ¬†sus pies en el suelo.Pero Samila ¬†tiraba del brazo y Toni ,y Alan la animaban. Al final ¬†Anais , empez√≥ a bailar.Se estaba divirtiendo, estaba encantada,¬† hac√≠a tiempo que no se sent√≠a tan libre , pero por¬† un instante Anais se vio sola en la pista.Samila no estaba en la pista, ¬†busc√≥ tambi√©n ¬†a los chicos y por ¬†un momento su coraz√≥n lat√≠a tan¬† acelerado, que ya ni escuchaba la m√ļsica. Por unos segundos pens√≥, Madre m√≠a ,estoy en una isla ,no s√© en qu√© parte ,no conozco a nadie ... Y entre pensamientos vio a¬† Toni a lo lejos . Estaba hablando con una muchacha y prudentemente se acerc√≥,manteniendo una distancia de cortes√≠a.

-An√°is, ven .!le hizo ¬†se√Īas con la mano Toni.

-Anáis  te presento a Carmencita , la jefa del centro de salud de la isla.

-Hola que tal , soy Anais,mientras estiraba la mano.Un poco más aliviada de ver una cara conocida,aunque su corazón seguía latiendo al mismo ritmo.

-Ya, hija, si ¬†lo s√©,toda la fiesta lo sabe.Samila no parado de hablar¬† de ti, y¬† Toni tampoco,la verdad ¬†es que tiene raz√≥n eres muy guapa muchacha, pero una cosa te dijo, este muchacho est√°¬† como una cabra. Pero en el fondo,¬† es el mejor voluntario que hemos tenido. ¬†Ya nos veremos otro d√≠a muchacha, es ¬† que me toca guardia, pero te dejo en buena compa√Ī√≠a. Y d√°ndole dos besos ,como si fuera alguien que conociese de siempre, se alejaba mientras,siguia despidi√©ndose.Anais estaba asombrada con tantos gestos de cari√Īo.

-No le hagas caso, en el fondo me quiere mucho. Digo Toni con una sonrisa.

¬Ņ-A qu√©, no le hago caso,? a lo de que est√°s ¬†como una¬† cabra ,o ¬Ņqu√© no has parado de hablar de m√≠? pregunto Anais con un toque atrevido.

-Bueno, la verdad es que  me encantaría conocerte  un poco más . Desde que te vi no sé , tienes algo especial. Y también es verdad que no he parado de  preguntarle mil cosas a Samila de ti,aunque no supo contestarme ,más  tu nombre.

-¬ŅDe qu√© eres voluntario? -Pregunto Anais cambiando de tema.

- Yo soy fisioterapeuta ,y desde que mi hermano me dijo que necesitaba un voluntario vengo todos los a√Īos en mis vacaciones a estas islas ,( San Crist√≥bal y Nieves ) . Ejerzo¬† un poco de fisioterapeuta,¬† ayudo en el centro de salud , y tengo a mi cargo un grupo de ni√Īos desfavorecidos. Ni√Īos sin familia , ni√Īos , que han perdido una pierna u otra parte de su cuerpo . Son ni√Īos que nadie se hace cargo de ellos , ni familias ni el Estado. ¬†La vida de estos ni√Īos ¬†est√° destinada a la mendicidad, o a¬† que cualquier banda los use como mulas de contrabando.Para sus familias, son una carga , aqu√≠,¬† la gente es muy pobre y un ni√Īo as√≠ resulta muy dif√≠cil ¬†de sacar para adelante . Y te aseguro que hay ni√Īos¬† brillantes , que a pesar de no tener una pierna o un brazo, son todo un ejemplo a seguir.

-Anáis no sabía que contestar ,se quedó perpleja.Pensaba que sería un muchacho  que simplemente estaba de vacaciones.

- Haces un trabajo valiente cuidando de esos chicos. Pero entonces,¬Ņno tendr√°s ¬†tiempo para¬† nada?, pregunto r√°pidamente.

¬°-Como que no,! Mirame si estoy de fiesta, e incluso ma√Īana , te podr√≠a hacer el desayuno, t√ļ decides como quieres que te despierte?. Te despierto con el codo, o te llamo por tel√©fono....y una sonrisa picarona ,apareci√≥¬† en sus labios.Unos labios que hasta ese mismo momento , An√°is no se hab√≠a fijado.

 

los colores mas brillantes........con la noche de fondo ,mejor.

‚̧ԳŹ‚̧ԳŹ LA NOCHE ‚̧ԳŹ‚̧ԳŹ‚̧ԳŹ

Durante toda la noche , ¬†Toni¬† y Anais estuvieron ¬†hablando , con una conversaci√≥n que iba subiendo la temperatura ¬†, poco a poco . Anais, empez√≥ ¬†a sentir esos nervios ,mezclados con picard√≠a e ingenuidad, que hac√≠a ¬†que sus mejillas, se fueran ruborizando. Toni un moreno dorado al sol de la isla, era imposible no pensar, el mont√≥n de chicas que tendr√≠a a su alrededor . ¬†Y el¬† pensar que Toni habr√≠a estado con¬† m√°s de una mujer , excitaba a Anais . Ella estaba nerviosa , llevaba bastante tiempo sin estar tan cerca de¬† hombre , tan guapo¬† . Toni¬† sab√≠a , ya m√°s por profesionalidad que por hombre, como responde el cuerpo de una persona , ante diferentes est√≠mulos.An√°is estaba muy nerviosa, pero a la vez su cuerpo, estaba echado levemente hacia delante , con la cabeza erguida, y la mirada apuntaba hacia el suelo , con t√≠midas miradas a los ojos de Toni .Eso era se√Īal de aceptaci√≥n ,comodidad de entorno,y por qu√© no decirlo ,de excitaci√≥n.Su coraz√≥n palpitaba tan r√°pido que sin darse cuenta ,An√°is se llevaba la mano al pecho como si su coraz√≥n fuera a salirse del pecho.Toni , acerc√°ndose cada vez m√°s ,iba viendo como el cuerpo de An√°is empezaba a brillar por el sudor fr√≠o que le recorr√≠a todo el cuerpo .Ella mordi√©ndose el labio inferior¬† , y respirando al son de los acelerados latidos de su coraz√≥n, no pod√≠a mantener ¬†la mirada. Sub√≠a¬† y bajaba la mirada,¬† al ritmo de las ¬†palabras de Toni¬† . En un subir y bajar de cabeza , Toni¬† ¬†llevo su mano al ment√≥n de An√°is , ella con ojos a medio abrir , y la respiraci√≥n entrecortada , lo mir√≥ con dulzura, vio c√≥mo Toni,se le acercaba y cuando estaba a escasos mil√≠metros, de su boca , fue ella quien lo beso , con suavidad. Las manos de Anais rodearon el cuello ,de Toni,mientras las de √©l, rodearon ¬†la cintura de ella . Se besaron un buen rato , despacio , sin prisa ¬†, se miraban y volv√≠an a besarse ¬†como si el reloj se parase para ellos. Anais que llevaba tiempo sin sexo , se estaba excitando m√°s all√° de los besos . Sent√≠a¬† como todo su cuerpo, ped√≠a ¬†a gritos¬† que ¬†las¬†¬† manos de Toni recorrieran todo su¬† cuerpo .¬† Y sin m√°s Toni ,se par√≥ en seco ,cogi√≥ las manos de An√°is las bes√≥ tiernamente y se ofreci√≥ a llevarla a su hotel. An√°is no sab√≠a bien qu√© quer√≠a decir , quiz√°s ¬†,quer√≠a venir a la habitaci√≥n del hotel, o simplemente era un caballero, pero fuera lo que fuera An√°is sab√≠a que esa noche no terminar√≠a como ella estaba deseando.¬†

-¬ŅQuieres¬† que demos un paseo? Pregunto Toni.

-La verdad , Toni,prefiero dar un paseo  sola antes de acostarme,  propuso  Anais .

-Est√° bien,¬°vamos! -dijo Toni.

-Perdona , pero prefiero  irme yo sola , si no te importa . En cuanto esté , en la habitación te  aviso, vale .  Y dichas estas palabras Anaís se giró y echo andar .El camino estaba iluminado y había gente que iba y venía  todo el rato. 

-Anáis . Espera , yo......  . Pero Anais ni se  giró,siguio su camino.

‚̧ԳŹ‚̧ԳŹ‚̧ԳŹ‚̧ԳŹ‚̧ԳŹ‚̧ԳŹ‚̧ԳŹ‚̧ԳŹ‚̧ԳŹ‚̧ԳŹ‚̧ԳŹ‚̧ԳŹ

 Pensando en lo que había pasado con Toni  sin darse cuenta  Anaís se metió por un camino entre unas  grandes jardineras llenas de plantas y flores , bien cuidadas y que perfumaban todo  el camino .Camino que la  llevó a aquella  playa que tanto le había gustado la primera vez que fue . Se  volvió a sentar en la arena ,  esa arena casi artificial, y  que a esta hora de anoche  estaba bien fresquita  . Ella miraba hacia el mar  mientras dudaba si meterse o no, deslizo sus  brazos hacia  atrás apoyándose las manos en la arena sintiendo  como la arena suave  se metía entre los dedos.Le encantaba esa playa , era alucinante y estaba  sorprendida de que esa maravilla no fuera refugio  de 1000 parejas de enamorados. Era perfecta, la noche , el mar en calma, la situación de  la playa a  la vista de todos pero a la vez escondida era para Anais un refugio de lo más romántico.  Y la luna, esa gran luna que iluminaba ,con una luz tenue cada rincón de la playa como si tuvieran luz propia en cada rincón.  Con la  mirada puesta en el limbo , Anaís, vio que algo que se movía ,  en la piedra más alta  por donde pasaba la carretera . Pero estaba muy lejos y no podía ver bien que era . Se levantó se acercó a la orilla e intentaba ver que era eso que se movía y escondía por momentos. Había alguien ,parecía  preparado para tirarse. Anáis se asustó y sin darle más tiempo a nada vio como el muchacho se tiraba al agua .

-!Dios santo!.....grito Anais llevándose las manos a la boca,y metiéndose,sin darse cuenta  en el mar ,con intención de ayudar aquel muchacho.

Pero pronto se dio cuenta de que era  una caída  limpia y sobradamente  preparada.Aunque la luna brillaba , no se apreciaba más que la silueta de un muchacho. Se veía un muchacho esbelto y por los andares tendría que ser deportista .Poco a poco Anais ,se dio cuenta de que el muchacho se estaba encaminado  justo hacia dónde estaba ella .  Y como en esas películas románticas el muchacho  salia del agua perfecto, peinándose  con una mano  y todo su cuerpo reluciente por la mezcla de agua del mar y la luz de la luna.  Con  una mirada rápida vio que no muy lejos de ella,sobre una rama de un árbol ,había una bolsa de deporte y una toalla. El muchacho lo primero que hizo fue coger su toalla,y secarse la cara.Anais no lo dudó,sin llegar a verlo del todo bien ,le dijo.

-Hola ,buenas noches ,¬°valla salto! ,me he quedado impresionada, aunque e de decirte que por un segundo me asuste. Pero me di cuenta de que¬† el arco de ca√≠da era¬† casi perfecto, un salto¬† Trampol√≠n Ohaio magnifico .Y seg√ļn se iba acercando , se ¬†ve√≠an mejor sus m√ļsculos y su cuerpo bien definido tanto que casi dir√≠a que se¬† le hac√≠a¬† familiar.

-Vaya, no tenía ni idea que las,"estiradas" de ciudad entendiesen de saltos.

-¬Ņ¬ŅALAN??¬† - ¬†grit√≥ sorprendida, Anais.¬†

Y seg√ļn se acercaba vio claramente que era Alan .

-¬ŅQu√© haces aqu√≠¬† tan sola ,estirada?¬† pregunto Alan.

Mira la noche ,acompañada de su luna.

Con unas buenas manos que sepan donde tocar ,te hará desaparecer cualquier mal.

‚̧ԳŹ‚̧ԳŹALAN ACOMPA√ĎA A ANAIS ‚̧ԳŹ‚̧ԳŹ

-Alan,¬Ņpodr√≠as dejar de llamarme ‚Äúestirada‚ÄĚ? , ¬†por favor.

¡-Perdón, tienes  razón!, se disculpó, Alan.

-Gracias, dime, ¬Ņy esos saltos.?,pregunto con curiosidad , ¬†Anais.

-Me relajan , me gustan , me liberan . Antes compet√≠a, pero tuve un accidente y la verdad, prefiero saltar por placer que por¬† un trofeo. ¬ŅY t√ļ,te¬† atreves,?¬†

-NOOO....rotundamente no.

-(Ja.Ja.Ja) ... Reía  Alan .Para saltar hay que tener una preparación.

-¬ŅY ¬†t√ļ?¬Ņc√≥mo entiendes de saltos.? pregunto Alan con curiosidad.

-Tuve un novio que era juez de saltos,y cuando iba a los campeonatos , me aburría . Solo me  quedaban dos cosas ,no ir más , o intentar aprender.

-  Guay, de haberte conocido antes tendría a alguien conocido entre los jueces.Y una sonrisilla se puso en su boca .Por lo que veo decidiste aprender. Debiste quererlo mucho,para aprenderte los saltos.

-Y poniendo cara de broma,contesto, ¡no! no  tanto, es que él tenía muchos  campeonatos, y  me aburría mucho.Pero me encantaba viajar.Así que ese era el precio que tenía que pagar,para luego disfrutar de las tardes.Los dos sonrieron al mismo tiempo.

-¬ŅMe dejas que te invite a algo?, pregunto Alan.

-Es....  que...acabo de decirle a tu hermano , que me iba a casa , y estará esperando que le avise cuando llegue al hotel.

-¬ŅEntonces me dejas que te acompa√Īe al hotel?

-¬ŅEs...que‚Ķtu hermano? dijo con¬† una voz ahogada, Anais.

-Me da igual mi hermano, yo te acompa√Īo.O los dos nos quedamos ¬†aqu√≠ ,pero te lo advierto, ¬†todo el que pasa aqu√≠ la noche ¬†termina enamor√°ndose.

-OK ,no quiero correr el riesgo, dijo Anais burlona y gui√Īando un ojo.

Y los dos se fueron hablando ,hasta llegar a la puerta del hotel.

-Bueno, Alan ,gracias por acompa√Īarme , pero hasta la habitaci√≥n s√© entrar Solita

¬Ņ-De nada ,pero...? pensaba que me invitar√≠as a subir?

-¬ŅA subir?‚Ķ pregunto Anais.

-Pues chica, pensaba cogerte de la cintura, tirarte a la cama y hacerte el amor toda la noche,pero...... Me conformo con un vaso de agua.

Anais , se quedó anonadada,  por un lado escuchar esas palabras hicieron que cierta parte de su anatomía  empezara a latir ,se quedó boquiabierta , se imaginaba con todo detalle lo que Alan le estaba diciendo . Solo fueron segundos , pero Anais cogió aire en sus pulmones  y soltó un jadeo entrecortada y tímida, para que Alan no notara nada.

-¬°Anais! ...grito Alan.

Perdona , me  quede bloqueada, estaba pensando en otra cosa y me he despistado .Intento disimular Anais 

-Nada, te dec√≠a,¬† que, ¬Ņnos vemos ,ma√Īana?, y con una sonrisa maliciosa ,se gir√≥ para irse.

Anais ,sonrojada también se giró para abrir la puerta .

-ANAIS!!... , grito Alan . Al momento Anais se giró con cara de preocupación.

-¬Ņdime Alan?

¬Ņ-Te estabas imaginando lo que te har√≠a en la habitaci√≥n verdad?

Anais no sab√≠a qu√© decir, colorada como un tomate ,y con la cabeza mirando hacia el suelo¬† , se gir√≥ , abri√≥ la puerta , se qued√≥ parada un segundo ,¬† y¬† volvi√≥ a mirar a Alan, que segu√≠a¬† clavado en el mismo sitio con una sonrisilla maliciosa . Levanto la cabeza ¬†,lo miro fijamente ¬†,se arm√≥ de valor y con paso firme , desafiante y¬† sexy ¬† ,se dirigi√≥ a √©l ¬†.Lo¬† cogi√≥ del cuello ¬†,acerco sus labios a su¬† oreja .¬† Alan sent√≠a su aliento caliente en el cuello .Empezaba a temblarle el cuerpo . Anais le paso suavemente¬† ,la punta de su lengua por todo el filo¬† de oreja ,bajando suavemente por su cuello , d√°ndole peque√Īos besos¬† ,hasta llegar√° su boca, y cuando Alan¬† dej√°ndose llevar, y prepar√°ndose a¬† seguir bes√°ndola, empez√≥ acariciando las caderas de Anais para despu√©s¬† abrazarla delicadamente . Anais ,le agarro los brazos ,con dulzura le dio un peque√Īo beso en los labios y cuando los dos se miraron ,Anais con voz sensual le dijo:¬† nunca te invitar√≠a ,a un vaso de agua ,sin antes hacerte sudar. Y¬† los dos rompieron a re√≠r,sin estar seguro si lo que dec√≠a el otro era broma o verdad.

Y¬† Anais ,se fue sin prisa hacia la puerta del hotel que hab√≠a dejado abierta, y sin mirar¬† hacia atr√°s, cerro la puerta.Cuando llego a la habitaci√≥n , Anais estaba tan excitada,nunca se hab√≠a comportado as√≠ ,algo dentro de ella se despert√≥,algo que nunca antes la hab√≠a sucedido,pero al segundo¬† mor√≠a de verguenza.Una buena ducha de agua fr√≠a calmar√≠a ese fuego que sentia dentro.Sent√°ndose ,en el filo de la cama, despu√©s de esa ducha pens√≥, en todo lo que le estaba pasando. Toni la hab√≠a excitado , como hacia tiempo nadie lo hab√≠a hecho .El sentirse dominante la excitaba mucho.Pero Alan tambi√©n la excitaba , pero de manera distinta .Con Alan¬† se sent√≠a la sumisa , la sensaci√≥n de ser el quien llevaba el mando , la excitaba con la misma intensidad,que le provocaba Toni. No entend√≠a nada ,¬Ņque le estaba pasando? como le iban a excitar ,los dos.Anais se dej√≥ caer en la cama ,sin antes llegar a la conclusi√≥n, de ¬† que lo que le pasaba es que llevaba tiempo sin sexo....¬ŅPero ,con quien se acostar√≠a? .Y entre pensamientos y dudas ,dejo la decisi√≥n ,para ma√Īana ¬†,pues el sue√Īo la venci√≥.

Se despert√≥, bien temprano ,todav√≠a¬† su cuerpo no¬† hab√≠a desconectado el reloj de la oficina .Bajo al sal√≥n,¬† estaban colocando esos preciosos manteles en las mesas¬† y montado todo el menaje para los desayunos. A lo lejos vio a Samila, no quiso molestarla , as√≠ que salio a dar un paseo mientras terminaban el sal√≥n.Era muy agradable pasear por los jardines del hotel ,la luz de la ma√Īana ,el c√©sped reci√©n cortado ,y el olor de las plantas que acababan de regar ,hac√≠an una mezcla de olores de lo m√°s relajante .

-¬ŅBuenos d√≠as Anais?¬†

-Ey, Toni,¬Ņqu√© haces tan temprano despierto? pregunto Anais con gran sorpresa.

¬Ņ-Recuerdas ,que soy fisioterapeuta?‚Ķ Pues con las clases de yoga entra un masaje reparador ¬Ņte apuntas?

¬Ņ-Al yoga ,o al masaje?¬†

-Lo que t√ļ quieras ,pero siento decirte que el profesor y el masajista ,son los mismos, ¬†dijo Toni con una sonrisa p√≠cara .

-En otro momento ,me apuntaré . Afirmo Anais.

-Bueno te dejo que llego tarde.Te llamo esta tarde ,y quedamos ,con los chicos. 

-OK, luego nos vemos.

Anais, volvi√≥¬† al sal√≥n, y desayuno tranquilamente recre√°ndose en cada esquina del sal√≥n . .El desayuno era de¬† m√°s especial y¬† preparado por¬† la misma Samila,¬°-ver√°s que te da energ√≠a¬† y est√° muy rico,! a√Īadi√≥ Samila,gui√Īando un ojo,mientras ¬†pon√≠a en la mesa,un desayuno poco habitual¬† para Anais.¬† Ella chica de caf√© y magdalena, entre teclado y bol√≠grafos, admiti√≥ ¬†que estaba en un sitio diferente y el desayuno tambi√©n ser√≠a diferente .Despu√©s¬† decidi√≥ ,salir un poco a investigar por su cuenta . Los jardines traseros del hotel eran muy hermosos ,la gente paseaba muy tranquilamente , disfrutando ¬†del fresco de la ma√Īana y la mezcla de brisa del mar, con tierra ¬†reci√©n regada, que¬† hac√≠an del paseo una verdadera delicia.Se sent√≥ en uno de esos bancos de madera ¬†, que parec√≠an tallados¬† de alg√ļn √°rbol que antes hubiese estado all√≠,tenian el mismo color que los propios √°rboles.Sentada , viendo pasar ¬†a gente , pens√≥ en Alan y en Toni.Sent√≠a que cada uno le aportaba algo diferente,y se imaginaba , una noche con uno ,y como seria con el otro.Toni, ¬†todo ¬†elegancia y romanticismo, mientras Alan todo un alma libre dej√°ndose¬† llevar sin programar nada .Quiz√°s tuvieran un hermano m√°s y ese ser√≠a¬† la mezcla perfecta,pensaba mientras las dudas no le dejaban ver claro.La ma√Īana paso r√°pido y ya al almuerzo se volvi√≥ a encontrar con los chicos y con Samila. Anais se fijaba en cada movimiento de Toni y de Alan.Sus gestos, sus miradas,hacian que Anais bajara la mirada,ruborizandose ,para luego devolv√©rselas¬† con un aire elegante y sensual.No quer√≠a admitirlo pero le gustaban los dos,y tenerlos ahora mir√°ndola¬† y¬† dese√°ndola ,hac√≠a que Anais tuviera que cruzar las piernas, para intentar calmar ese latido que sent√≠a entre las piernas.Estaba emocionada ,excitada y a la vez¬† avergonzada.¬ŅC√≥mo le iban¬† a gustar los dos?

 

 

 

te acompaño , que me pongo celoso de la noche.

un gran paraiso ,escondido delante de todos

LA PLAYA

-Ey, chicos ,que os perece si esta tarde quedamos, y le ense√Īamos la isla a Anais, ¬Ņpod√≠amos ir al castillo C√°strelo?, en su restaurante preparan un magnifico Pettul. Dijo Samila para romper el silencio inc√≥modo . -La verdad chicos es que me apetecer√≠a ir a la playa esa que tiene una palmera que casi toca el agua. -¬°La que esta detr√°s de la roca!,dijo, Samila con los ojos abiertos de asombro. La que se ve la palmera ,no s√© si hay alguna roca ,la vi desde la ventana del hotel. -A vale esa, dijo Samila con alivio. Anais miro a los tres y ten√≠an una mirada extra√Īa ,colorados ,y con cara de circunstancia,¬Ņqu√© pasa?,pregunto.

-Nada,tranquila es una playa un poco privada.

¬†-Entonces qu√©,¬Ņtarde de playa?,solto Alan. Venga obedezcamos a la invitada,dijo Toni. Ya en la playa ,Anais no paraba de mirar esa gran roca donde al otro lado estaba esa playa privada. ¬Ņsi solo era una playa privada ,por que hab√≠an puesto aquellas caras de circunstancia los tres?,algo m√°s escond√≠a esa playa. Pero seg√ļn iban cayendo los √ļltimos rayos de sol,Anais se dio cuenta de que poco a poco iban m√°s y m√°s personas a esa playa misteriosa.Y si ya la curiosidad era poca ,empez√≥ a darse cuenta de que cuando llegaban a esa gran roca ,todos miraban para ver que nadie miraba. Ese gesto tipico que todos hacemos ,cuando no queremos que nadie nos mire,eso sumado a que nadie llevaba ropas de playa, sus ropas eran m√°s bien sexi y provocativas y hasta dir√≠a que una chica iba con un picard√≠as blanco. La curiosidad se la com√≠a por dentro tanto que sin perder de vista de¬† la piedra se levanta y como hipnotizada se dirige a la roca.

-Anais ,¬Ņa d√≥nde vas?,grito Samila saliendo del mar.

-Me muero de curiosidad por ver esa playa.

-Espera Anais. No es una playa privada. Es...... Las palabras no le sal√≠an a Samila.-¬°Es una playa de org√≠as y juegos sexuales!. Es la playa Libidos. Solt√≥ Alan sin pesta√Īear.

Madre m√≠a parec√©is cr√≠os,mira Anais no s√© por qu√© no fuimos claros contigo,lo sentimos. Pero eso es lo que hay ,detr√°s de esa roca. Cada dos fines de semana se organiza un s√°bado especial,la fiesta del cuero,o de la lencer√≠a,fiestas de tr√≠os ,etc. Todo con el sexo por bandera.Y si te est√°s preguntado¬Ņsi hemos estado nosotros? antes de que estos cobardes te mientan, ya te digo yo que si, y varias veces.

-Pero, ‚Ķ ¬Ņpor qu√© me hab√©is mentido?,pregunto Anais un poco decepcionada.

-Anais lo siento ,pero no todo el mundo entiende que nos guste este tipo de juegos. Hemos ido un par de veces para divertirnos y pasarlo bien,y se lo hemos contado a quien en aquel momento consideramos amigo y amiga.Y al tiempo nos tacharon de enfermos, o que éramos mala gente por que seguro consumíamos algo raro,o simplemente se alejaron de nosotros. Te conocemos de hace poco ,y no queríamos que nos juzgaras sin conocernos. Pero si te parecemos una pandilla de degenerados ,como alguno nos ha llamado ,lo entendemos.

-Anais agacho la cabeza,su corazón latía fuertemente,no sabía que hacer. Toda su vida había seguido las reglas ,todas menos desde que había llegado a la isla. Viendo que Anais no decía nada ,los chicos recogieron sus toallas. . Alan se le acercó,Samila y Toni iban de detrás. -Bueno estirada,si necesitas algo por la isla ya sabes donde encontrarnos. Anais levanto la vista,sus amigos tenían la mirada cabizbaja .

-√ďsea ,que quer√©is la Libido para vosotros solos. Solt√≥ Anais con una sonrisa c√≥mplice. Y Samila fue la primera en abrazarla.

-Gracias por no juzgarnos. Le dijo flojito al o√≠do. Toni le dedico un sonrisa y un gui√Īo de agradecimiento. Mira la estirada ,al final,me va a caer bien y todo,dijo con tono burl√≥n Alan.

-¬°¬°Alaaannn!!... Gritaron todos a la vez a modo de rega√Īina por llamarla estirada.

-Anais,hoy no podemos ir a la Libidos por que esto no funciona así. Yo conozco a Santi Godoy, hablaré con él y yo te explicaré las normas y condiciones y nos inscribiremos aunque no sea con nombre real. Hay que dar un nombre ,si quieres el finde semana que viene nos apuntamos. Explico Samila,contenta de ver que su amiga no la juzgaba.

-Uf,que nervios ,tampoco hace falta que sea ya,ya. Prefiero que me cont√©is antes un poco como va eso ,¬Ņqu√© hago? ¬Ņqu√© dijo?,no s√©, algo.

-Nena que se trata de follar ,no de presentarse con el curriculum en la mano. Soltó Alan  sin filtros.

-Tranquila como es tu primera vez te cuidaremos ,y no dejaremos que los carro√Īeros te atrapen,por que como huelan carne fresca est√°s perdida mu√Īeca.

-¬°CARRO√ĎEROSSSS! solt√≥ Anais descolocada.

-Tranquilízate,dijo Toni intentando tranquilizarla.

-Oye una pregunta. ¬Ņvosotros tres...? Ya... ¬Ņsab√©is? pregunto Anais picarona.

-¬ŅPero bueno‚Ķ? ¬ŅLa estirada que cotilla? le contesto Samila,entre sonrisas.

Y los cuatro se enzarzaron en una pelea de cosquillas y pellizcos que entre risas y sonrisas pasaron una tarde tan entretenida ,que ya Anais se había olvidado de la gente que se acercaba a la gran roca ,Libidos.